Archivo diario: febrero 24, 2010

Atenas: barrio de Plaka y Monastiraki

Después de visitar la Acrópolis como buenos turistas nos dispusimos a caminar y vagar un rato por Plaka y Monastiraki.  Esta es una bellísima zona llena de cafés y restaurantes con mesas en terrazas o al aire libre.  La mayor parte es sólo peatonal, por lo que es muy tranquila para caminar.  Cada cierto número de cuadras se encuentran plazas y está tapizada de tiendas de todo tipo;  uno puede encontrar desde souvenirs hasta antiguedades.  A los griegos les gusta acudir a este sitio a pasar el rato, cenar y en domingo al bazar que se asienta aquí.

Atenas: La Acrópolis.

No cabe duda que la UNESCO hace un gran trabajo escogiendo sitios magníficos para preservar y la Acrópolis en Atenas no es la excepción.  Esta es patrimonio de la humanidad.  Se encuentra ubicada a 156 metros de altura en una meseta caliza, contemplando la maravillosa ciudad de Atenas.  Tiene 300 metros de largo y 85 metros de ancho y en ella se encuentran los principales monumentos de la grecia clàsica:  El Partenón, El Templo de Atenea Nike, El Erecteion y Los Propileos.  Están espectacularmente construidos en marmol blanco, con estilo dórico y jónico.  Se puede visitar en verano en un horario de 8am a 7pm;  desafortunadamente yo estuve en invierno donde solo permanece abierto de 8 y media a tres.

Fuente de Trevi.

La Fontana Di Trevi, es un ícono romántico de la hermosa ciudad de Roma, hay una tradición que dicta que se debe arrojar una moneda a ella para volver al sitio.  No soy supersticiosa pero, como buena enamorada de Italia, lancé mi moneda (aun que tal vez la debí usar para empezar mi próximo fondo de viaje…).  Pero volviendo al punto inicial, esta impresionante fuente de estilo barroco, tal y como la conocemos en la acutalidad fue diseñada por Nicola Salvi en 1732 y completada en 1762.  La figura central es Neptuno y marcaba el fin del acueducto.  Al rededor se encuentran pequeños hoteles, cafeterías y tiendas de souvenirs.  Por cierto el mejor Tiramisú que he probado fue en una cafetería media cuadra antes de llegar al sitio, no se lo pierdan.

El Coliseo Romano.

El Coliseo Romano, considerado una de las siete maravillas del mundo moderno, es un sitio turìstico que por supuesto vale la pena visitar.  Su construcción se llevó a cabo del año 72 al 80 antes de Cristo.  Cuenta con ochenta entradas en forma de arco, y acogía hasta 55mil espectadores.  En este anfiteatro lucharon y murieron miles de gladiadores y animales para diversión de aristócratas y pueblo.  Se encuentra ubicado en el centro de la Plaza del Coliseo y hay varias formas de llegar, yo lo hice en el touribus, pero también está la parada azul del metro, que se llama igual.    Dependiendo de la temporada del año es el horario de su museo, siempre se encuentra abierto de 9 am a 4 pm, pero hay  temporadas en que cierra hasta las siete.  El costo de admisión es de 15 euros.