Llegando a Barcelona.

Después de diez horas de vuelo de México a Madrid, cuatro de espera en el aeropuerto de Barajas para nuestra conexión y una hora y diez minutos más de vuelo por Iberia (este último lo pasé dormida debido al cansancio y a unas cuantas copas de vino…) por fin llegamos a Barcelona.  Su aeropuerto igual de impresionante, ahí recogimos las maletas y nos dispusimos a tomar el tren (renfe) al metro y este hasta nuestro hotel.  El recorrido nos tomó aproximadamente cuarenta minutos.  Nos instalamos y decidimos caminar en las Ramblas para tomar algo y cenar.  Cuanta vida nocturna!  Vivimos en una ciudad que nunca duerme, pero Barcelona…. tiene lo suyo!  Entramos en un pequeño restaurante, ordenamos unas tapas (papas fritas, jamón serrano, quesos, tortilla española, gambas…) y una jarra de sangría, la mejor cena, creanme.

Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Comentarios

  • Julio Mora  El febrero 17, 2010 a las 1:43 am

    Barcelona, nunca duerme, solo hay que dejarse llevar por la marcha y sus encantos..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: