Por fin en casa…

Después de doce largas horas amarrada a mi asiento en el avión por fin aterrizamos en la agetreada, cosmopolita y versatil ciudad de México.  Las maletas siempre tardan, pensé, así que pasé al baño y luego hice un par de compras en el duty free.  Pasé migración y por fin me encontré frente al carrousel donde debían aparecer las maletas correspondientes a mi vuelo.  Socialicé un rato y ya con un tanto de ansiedad por la demora pregunté que sucedía.  Se había descompuesto la rampa que baja el equipaje y tardarían no mas de quince minutos!  Se te hacen pocos?  Son eternos después de un vuelo largo…  Pero por fin en casa.

Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: