Archivo diario: enero 19, 2010

JFK, uno de los aeropuertos más impresionantes!

Es impresionante llegar al JFK, con tantas salas y viajeros listos, todos con prisa… Cuenta con 8 terminales interconectadas por su “airTrain” o tren aéreo, el cual conecta no solo las terminales, sino también los estacionamientos, oficinas de renta de autos, paradas de los camiones que te llevan a los hoteles, el tren a Long Island y el metro a Nueva York.  Y hablando de estacionamientos cuenta con uno para los viajeros que piensan dejar su auto por periodos prolongados, ubicado a 4 millas;  y otro de estancia corta dividido en 5 áreas marcadas por colores y que dan servicio a las diferentes terminales.  Tiene grandes zonas de compras sin olvidar las vistosas tiendas libres de impuestos.  Hay tanto que ver, y tanto que caminar que el tiempo siempre es corto.  Si tienen que tomar un vuelo en este aeropuerto les recomiendo evitar las prisas y llegar con bastante anticipación.  Para mayor información relacionada con él, les recomiendo la siguiente página:  http://www.jfk-airport.net/

Toda una experiencia el vuelo con Delta!

Decidimos dejar la camioneta que habíamos rentado en Washington y volar a Nueva York (nuestro último punto a visitar) ya que ahí el tráfico es terrible y los estacionamientos muy caros.  Compramos nuestros boletos por Delta y se nos avisó que si documentábamos equipaje nos cobrarían $20.00 usd. Por pieza.  Como viajeros frecuentes que somos nos hemos habituado a salir con pequeñas maletas así que decidimos llevarlas a bordo.  Cual fue nuestra sorpresa al momento de abordar!  Nos dijeron que tenían que recogernos las maletas y bajarlas a la carga (por supuesto ya sin cargo) ya que el vuelo sería operado por una filial (COMAIR INC.) y que el avión era muy pequeño.  Mi pregunta fue, cuan pequeño podía ser que uno no podía llevar a bordo las maletas?  Wow!  Al subir noté lo pequeño, en una fila solo había un asiento y la otra era de dos;  el pasillo tan estrecho que había que caminar de lado.  Tomamos nuestros lugares y antes de despegar la sobrecargo amablemente nos pidió que nos cambiaramos a la parte posterior del avión para hacer contrapeso!  Volamos muy seguido, generalmente en grandes aviones y esto no me gustó.  Pero he de reconocer que al final el vuelo fue bueno, sin turbulencia y con una velocidad de crucero regular.  De cualquier manera creo que descansé al pisar el aeropuerto JFK!