Archivo diario: noviembre 23, 2009

El museo Grevin, museo de Cera de París

Hablando de mueseos, como casi todas las grandes capitales europeas, París tiene un magnífico Museo de Cera, el Museo Grevin que esta situado en el número 10 del Boulevard Montmartre (no confundir con el Barrio de Montmartre), junto a la estación de metro de Grands Boulevards, el Museo Grevin presenta una magnífica colección de más de 300 personajes entre artistas, personajes históricos, deportistas y celebridades mundiales realizados a tamaño real y con parecidos increíbles a los auténticos en la mayoría de los casos. El recorrido comienza con un pequeño espectáculo audiovisual, la Galería de los Espejismos, una pequeña sala rodeada de espejos donde se nos sitúa en diferentes ambientes, un Palacio Oriental, una selva tropical o un templo budista, por ejemplo, todo esto sin movernos de lugar. Tras esta breve introducción podemos comenzar un paseo de algo más de media hora en el cual podremos encontrarnos de frente a actores como Charles Bronson o Bruce Willis, artistas como Madonna o el desaparecido Michael Jackson o personajes políticos y sociales como el Rey Juan Carlos I de España o Gandhi, deportistas como Pelé o Zidane, y la recreación de escenas históricas, y un sinfín de personajes históricos franceses, algunos conocidos y otros no tanto al menos para los turistas como nosotros.

www.parisfrancia.info/paris-museo-grevin-museo-de-cera.html

Palacio y Jardines de Luxemburgo

En un momento dado y sin saber a que hora el grupo se dividio y mi esposa y yo decimos conocer El Palacio de Luxemburgo que actualmente es la sede del Senado francés y sus jardines están abiertos al público y son considerados por muchos como los más bellos de la ciudad. La construcción de este hermoso palacio y el diseño de sus jardines se debieron a un antojo de María de Médicis, quien cansada de las intrigas reales en el Palacio del Louvre y añorando su tierra natal, la Toscana, decidió comprar estos terrenos, en ese entonces fuera de la zona urbana de Paris, y construir su propio palacio “a la italiana”. Después de algunas negociaciones, la reina logró comprar en 1612 la residencia de un duque de la zona, llamado François de Luxembourg. A pesar de sus intentos por llamarlo “Palacio de Médicis” y a los distintos cambios de propietario que siguieron con el paso del tiempo, el palacio siempre fue conocido por el nombre de su antiguo dueño. Actual mente en los jardines de este palacio se dan cursos de apicultura y la miel obtenida de sus colmenas es vendida en otoño en la Orangerie del jardín.

www.descubriparis.com/palacio-y-jardin-de-Luxemburgo.php