Archivo diario: noviembre 3, 2009

Todo lo que no sabías del museo de Louvre

louvre1

Hablar del Museo de Louvre, es hablar de uno de los íconos de París más importantes y representativos. Por supuesto que en esta ocasión no pudimos dejar de dedicarle sus buenas horas a recorrer las obras más conocidas de su exposición permanente como lo son: La Gioconda, La Victoria Alada, La Venus de Nilo y más. Sin embargo, vale la pena rescatar datos importantes de este gran museo que seguro recordarás en tu próxima visita:

Empecemos con el típico ¿sabías qué?…

louvre2

– La gran pirámide de la entrada principal del museo tiene la misma inclinación que las pirámides de Egipto (51 grados) y cuenta con un total de 666 paneles de vidrio.

– Es el museo más importante del mundo por la riqueza de sus piezas y la influencia en otros museos de todo el mundo, pero no es el más grande.

– Se pretende abrir 2 sedes de este museo en Lens y en Emiratos Árabes Unidos, ya que su colección es tan grande que ya no caben

– Su colección es de más  de 300,000 piezas y sólo están expuestas 35,000

– La extensión del museo es de 60,600 m2

– La Gioconda de Leonardo Da Vinci NO TIENE CEJAS!!!

– Los domingos la entrada en gratuita.

http://www.louvre.fr/llv/commun/home.jsp

Disfrutando París desde Montmatre

montmartre2 Al otro día, muy temprano nos fuimos directo a Montmartre para empezar ese día con una espectacular vista de la ciudad. Llegamos desde la estación Abbesses y caminos cuesta arriba. A la mitad de la calle, el aroma a café no nos dejó seguir más y tuvimos que tomarnos una tacita de café con una rica crepa de azúcar… muy típica, pero muy cara. Ni modo de ir a París y no probar las crepas, verdad?. Llegamos hasta la escalinata de la iglesia del Sagrado Corazón y desde ahí pudimos observar la gran ciudad.  

Alrededor de esta colina, se encuentra el barrio bohemio, por así llamarlo y una vez que tomamos muchas fotos, bajamos a buscar la Plaza du Tertre, mejor conocida como la plaza de los pintores. Y vaya que te encuentras artistas y mucha obra original, ahí, hay más de 300 personas exponiendo su trabajo. Compramos algunas obras hechas a lápiz del viejo París, a la que aún les estoy buscando un buen lugar en casa. Pero esta iglesia, la vista, la escalera, el funicular y los pintores, no son lo único que hay que hacer en Montmartre. Cuando vayna, tómense el día entero para recorrer este barrio que te transporta en el tiempo y visiten: El castillo de las nieblas; La calle del Chevalier de la Barre, toda adoquinada; la escalera de las luces; el Molino Radet y mucho más.

www.ciudadluz.net/montmartre

montmartre1