Archivo diario: octubre 29, 2009

La salida de Venecia

Venecia Paris1Nuestra salida de la bella ciudad de Venecia fue algo atropellada, ya que no sabíamos exactamente donde tomar nuestro vaporeto, preguntando nos informaron que en la estación de Rialto salía uno de estos típicos transportes al aeropuerto de Marco Polo. Abordamos el bote muy emocionados y a la vez tristes por dejar esta bella ciudad Italiana llena de cultura y arte. Muy confiados desembarcamos y el grupo jaló su maletas hasta llegar a la terminal aérea, buscando el módulo de Ryanair, al estar dando vueltas y no encontrarlo preguntamos en uno de los módulos de información y nuestra sorpresa fue que en ese aeropuerto no se encontraba, o sea que nos equivocamos de terminal aérea, la que nos correspondía estaba del otro lado de la ciudad y era el aeropuerto de Treviso. A pesar de que llegamos con 15 min. de antelación los nervios y los enojos salieron y medio nos organizamos preguntando cómo llegar a Treviso. Todo fue un show tuvimos que tomar un camión que nos llevaría a una estación central y de ahí coger un taxi u otro bus que tardaría como 45 minutos en llegar. El grupo se desconcertó y mi esposa rápidamente se organizó junto con otro amigo y trataron de negociar un taxi que por 95 euros nos llevaría hasta Treviso. Total que yo ya estaba enojado por el gasto no contemplado y con la preocupación de llegar, el chofer se fue rapidísimo, supo bien dónde meterse para no perder tiempo en el tráfico y por fin llegamos a documentar a Treviso.

www.ryanair.com/site/ES/

Llegando a la Ciudad Luz: París

Después de varios problemas en Venecia, por fin llegamos a mi ciudad favorita… París. La llegada fue de noche al aeropuerto Baubais, por lo que había que tomar el autobús hasta la estación Porte Maillot frente al Palacio de Congresos. El hotel nos quedó caminando de ahí, medio lejos, pero el pero ya se sentí el frío parisino que nos recibía. Claro que también desde que entramos a la ciudad se podía distinguir la punta iluminada de la gran Torre Eiffel. Una vez con las maletas en la mano, nos dispusimos a caminar hacia el hotel, súper ubicado por cierto y elegantísimo. El hotel Napoleón está en la calle Friedland, una de las calles que da justo al hermosos Arco del Triunfo. La vista, la calle y el hotel mismo son espectaculares, las habitaciones son como estilo antiguo y de verdad solo te falta el traje de aquellos años para estar ad-doc. La gerente del hotel nos trató muy bien, claro porque es mexicana y ver a sus paisanos le da mucho gusto y nos tiene un trato especial. Les dejo unas fotos de este gran hotel que por supuesto reserve gracias a mi membresía de Royal Holiday, que como la extrañé en Venecia. Ese día no nos dio tiempo más que de ir a un súper a comprar algo y dormir, pero qué bien descansamos.

http://www.royal-holiday.com/resort.aspx?id=132&a=&b=33&c=64&e=

paris1

paris2