Disfrutando la fiesta brava

En un viaje de negocios al puerto de Veracruz y después del día de juntas y pláticas con los ejecutivos de la empresa, nos organizamos los compañeros de la empresa y nos fuimos al resturante de mariscos Mandinga, un lugar donde uno pude disfrutar de camarones, pescados, ostiones, pata de mula, pulpo, calamar, almejas, un buen ceviche y descubrir porque los jarochos están llenos de jovialidad y alegría. Y con esta alegría, se nos unió de repente otra mesa con un grupo de amigos que estaban disfrutando sus vacaciones. Entre ellos estaba nada menos que Don Rafael Herrerías, empresario de toros. Creo que el director general hasta negocios hizo, pues le apasiona la fiesta brava. Yo no entiendo mucho de toros, pero este señor a pesar de tener tanta fama y dinero es de lo más alivianado.

Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: