A donde fueres, come lo que vieres

Una de las aventuras más recordadas cuando salimos de vacaciones, es experimentar la gastronomía del lugar. Una buena comida o una cena típica dejará huella en nuestra mente, de tal forma que cuando volvemos a deleitarnos con ese tipo de comida, es como si regresáramos a ese lugar especial y hasta podemos imaginar nuevamente que estamos de viaje. Un ejemplo claro de esto es San Francisco, que más allá de su Golden Gate, puedes disfrutar de deliciosos platillos del mar, como su clásica sopa de almeja, servida en un tazón de pan. Por internet puedes reservar todos los restaurantes del famoso Pier 39, pero nada como el mercado de mariscos.

Anuncios
Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: